Chocolate Chaparro a la taza elaborado desde 1850

Inicio/Tienda Egogalego/Despensa/Dulces/Chocolate Chaparro a la taza elaborado desde 1850

Chocolate Chaparro a la taza elaborado desde 1850

En stock

Tradición chocolatera ourensana desde 1850. Disponible en 300-400 o 500 gramos.

3,905,90

Clear selection
Cantidad
Size Chart
Chocolate Chaparro a la taza. La fábrica de chocolates Chaparro sigue en activo en Ourense desde 1850. Para cualquier gallego, hablar de chocolate es hablar de Chaparro. Estas tabletas gruesas de chocolate, han formado parte de nuestra infancia generación tras generación. Su inconfundible olo...

Chocolate Chaparro a la taza.
La fábrica de chocolates Chaparro sigue en activo en Ourense desde 1850.
Para cualquier gallego, hablar de chocolate es hablar de Chaparro.
Estas tabletas gruesas de chocolate, han formado parte de nuestra infancia generación tras generación.
Su inconfundible olor, nos transporta a aquellas mañanas de invierno que nos despertábamos con un rico chocolate a la taza para toda la familia.
A esta pequeña fábrica ourensana, el paso del tiempo le han permitido convertirse en el chocolate más tradicional y reconocido en Galicia.
Su secreto ha sido mantener la misma receta, el mismo sabor, generación tras generación.

El envoltorio.

Su llamativo envoltorio es inconfundible.
Disponible en distintos tamaños, de 500, 400 o 300 gramos, según el tamaño de la familia o lo chocolatero que seas.
La tableta más pequeña, la de 300 gramos es la única que su envoltorio no es colorido, sino que es de color blanco con letra negras, conocido popularmente como el “envoltorio esquela”.
Este delicioso chocolate a la taza, se ha consumido durante años y años también como chocolate sin hacer, con pan.
Morder en esas grandes onzas de chocolate era la mejor merienda.

Elaboración de un buen chocolate Chaparro a la taza.

En pocos minutos podrás elaborar un delicioso chocolate a la taza.
Para ello debes poner a hervir el agua o la leche (nosotros preferimos elaborarlo con leche, queda mucho más rico.
Cuando empiece a hervir retiras el agua o la leche del fuego.
Añades el chocolate y lo dejas fundir. No es necesario rallar el chocolate, se deshace igualmente.
Una vez fundido lo pones al fuego otra vez, removiendo constantemente, y lo llevas a ebullición de nuevo.
Le das dos hervores, y ya tienes tu chocolate listo para disfrutar toda la familia.

Seguir leyendo

Información adicional

Tamaño

300g, 400g, 500g

Your custom content goes here. You can add the content for individual product
Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: