Galletas mariñeiras sin sal

Las Galletas Marineras son una adaptación moderna del “Pan de Barco o Biscocho de Barco”, una solución antiquísima de los marineros para conservar el pan en largas travesías oceánicas, de forma natural.

2,15

Descripción

Las Galletas Marineras son una adaptación moderna del “Pan de Barco o Biscocho de Barco”, una solución antiquísima de los marineros para conservar el pan en largas travesías oceánicas, de forma natural.
Llegaron a América en las diferentes expediciones marinas y se introdujeron en la dieta habitual de la población de muchos de esos países.
Con las Galletas Marineras ofrecemos un producto alimentario de larga duración, cuyo sabor neutro y resistencia a la absorción de la humedad le permiten que no se ablanden con el paso de las horas, razón que las hace especiales para la elaboración de canapés combinados con dulce o salado.
Puede ser sustitutivo del pan fresco, pan tostado, pan de molde, galletas dulces y de la bollería, por lo que son recomendadas para comer solas, para acompañar tus platos y como base para la elaboración de aperitivos.
Son muy recomendables para el consumo en niños, personas mayores o con problemas de acidez en el estómago.
No predomina ningún sabor, lo que facilita su maridaje con dulce o salado, y al mismo tiempo tienen un gusto muy exquisito si se degustan solas.
Solas: entre comidas, en cualquier momento y lugar
En desayunos y meriendas: acompañadas de mermelada, queso para untar
Como aperitivo: para la preparación de pinchos o canapés dulces y salados
En la sobremesas: acompañadas de membrillo, requesón, quesos
Harina de trigo, aceite de oliva virgen extra (10%), extracto de malta de cebada, emulsionante: Lecitina de soja IP, harina de malta de cebada, levadura.

A %d blogueros les gusta esto: